El sistema límbico es el encargado de regular todas las emociones y reacciones que se dan a raíz de la liberación natural de sustancias, este sistema es el que está detrás del proceso del enamoramiento.

Desde hace siglos, el amor se ha consolidado como un elemento fundamental para los seres humanos, a pesar de que comúnmente es relacionado con un acto del “corazón”, la realidad es que “enamorarse y amar”, es un proceso neuroquímico, que ha sido investigado por numerosos científicos.

Neurotransmisores del amor:

  • Cuerpo estriado: Aquí se encuentra la mayoría de receptores de dopamina. Esta región se activa ante un estímulo desconocido.
  • VTA: En esta región se genera la dopamina y es la encargada de regular las adicciones.
  • Amígdala: En esta parte se encuentran las memorias que tienen relación con la emoción. Cómo nos enamoramos depende de ella.
  • Hipocampo: Aquí se guardan los sentimientos de las emociones que queremos recordar.
  • Ínsula: Esta región está implicada en la empatía y las experiencias interpersonales.
  • Putamen: Está encargado de maximizar la interacción con nuestro entorno, podría decirse que es pieza clave en el proceso de aprendizaje
  • Núcleo Accumbens: Todas las emociones entrelazadas con el amor pasan por aquí; miedo, risa, agresividad, placer, etcétera.

Comentarios

Comentarios

mm

Diana Segundo Hernández